¡Empezamos!

Fecha: 2020-09-20

Y esto lo que viene a decir es que una vez que te decides por iniciar un nuevo camino, es fundamental rodearse de aquellas personas que, como tú, asumen riesgos y se deciden a explorar una nueva vida, y también de los que no son como tú, pero llegan a transmitirte incluso sin querer un aprendizaje tan valioso que lo integras a veces desde el primer momento. En definitiva, lo que cuenta es nutrirte de los demás y consolidar de forma paulatina relaciones que en el ámbito profesional inspiren, asesoren, apoyen y compartan, y en el personal aporten, acompañen, ayuden y permanezcan.

 

Teniendo esto en cuenta, podemos celebrar que el proyecto Emprentopía nace por la unión de cuatro personas que llevan en su espalda una mochila abierta, y que por arte de magia comenzaron a caminar al mismo ritmo, por el mismo camino y teniendo en mente el mismo sitio al que llegar. Es un honor y un placer forma parte de una historia que nace de la ilusión desmesurada y de las ganas incalculables de mejorar y crecer acompañada (en mi caso) de tres grandes profesionales, excepcionales en sus respectivos campos pero, sobre todo, grandes personas.

 

Empezamos a darle forma a una idea que nos llena de orgullo porque nos mueve por dentro, y nos hace esforzarnos cada día por dar lo mejor de nosotras para aportar nuestro trabajo a la sociedad, y concretamente, a los niños de nuestro entorno. Creemos que un mundo mejor es posible, y que en la actualidad más que contribuir a un sistema casi automático de obtención de títulos para plasmarlos en una hoja con una foto y unas cuantas competencias, es necesario consolidar profesionales con unos valores y cualidades que vayan a favor del desarrollo sostenible de la economía, y que estén preparados para abarcar los más amplios retos que la incertidumbre del mundo actual puede traer consigo. Confiamos en la colaboración, en el trabajo en equipo y en los futuros profesionales que han de enfrentarse a un cada vez más variable entorno.


Aquí llega Emprentopía, y llega con ganas de quedarse y avanzar colaborando en el desarrollo de los más pequeños, con orgullo y con deseo de verles prosperar y configurarse como futuros nuevos emprendedores “todoterreno” que aporten valor a la sociedad. Y todo este trabajo, que nace del corazón y de la determinación contundente de favorecer el avance social, no es más que el pequeño grano de arena que queremos dejar en el mundo.

 

¿Te unes a nosotras?

Carolina




Volver atrás